La normativa europea exige a todos los Estados miembros de la Unión Europea la elaboración de Planes de Control Oficial, de acuerdo con los Reglamentos (CE) 882/2004 y (UE) 2017/625 sobre Controles Oficiales.

En base a estos Reglamentos, los planes de control oficial deberán contener las siguientes características:

  • Únicos e Integrados: contemplando la totalidad de los controles que se realizan a lo largo de la cadena alimentaria, es decir, desde la producción primaria hasta los puntos de venta finales.
  • Plurianuales: con un amplio marco temporal que permite llevar a cabo todas las acciones previstas, priorizar necesidades y reprogramar actividades de control.
  • Basados en el Análisis de Riesgos: la priorización de los controles y la distribución de los recursos de control se debe realizar en base a un análisis de riesgos, que permitirá definir la intensidad de los controles, siguiendo los criterios de proporcionalidad.
  • Enfoque preventivo: centrados en detectar y eliminar los riesgos desde un enfoque anticipatorio.
  • Formación: se establecerán planes de formación, tanto para el personal de control (que recibirá la formación que le cacacite para cumplir su función de manera competente y coherente) como para el productos (que deberá conocer los peligros asociados a su producción para poder controlarlos).
  • Autoevaluación: las autoridades de control deben establecer mecanismos para asegurar la calidad y homogeneidad de los controles y para reforzar la eficacia de los sistemas de control, tales como procedimientos de verificación de la eficacia de los controles y auditorias de los sistemas de control.
  • Corresponsabilidad: el productor es responsable de la seguridad de los alimentos que produce y la administración de controlar que el operador cumple con la normativa vigente.

Estos Controles Oficiales proporcionan una valiosa visión de conjunto de la situación de la salud y la seguridad alimentaria, ya que permiten conocer el grado de cumplimiento de las normas de Seguridad Alimentaria, de Salud Animal y Vegetal y de Bienestar de los Animales. La puesta en marcha de estos Planes de Control Oficial supone la coordinación y cooperación entre todas las administraciones con competencias en el Control Oficial en alguna de las fases de la cadena alimentaria.

El País Vasco ha desarrollado y aprobado el Plan de Control Oficial de la Cadena Agroalimentaria del País Vasco 2016-2020, que abarca los sectores de Agricultura, ganadería, Pesca y Alimentación, respetando el marco legal europeo y las bases que establece la administración central, pero adpatándose a la realidad de los sistemas de producción de alimentos de Euskadi.

Este Plan constituye una herramienta fundamental para coordinar y mejorar los Controles Oficiales de las Comunidades Autónomas.

La duración de este Plan es de 5 años (2016-2020) con el fin de coincidir con las estrategias europeas y con el III Plan Nacional de Control Oficial de la Cadena Alimentaria (2016-2020).